Pulgones: cómo combatirlos

Muchos nos escriben pidiendo ayuda cuando la plaga de pulgones ya está situada en su huerta. Recuerden que en una huerta orgánica o ecológica, lo que debemos hacer es prevenir y por tanto hacer un control preventivo de plagas. Esto recomendamos hacerlo justo antes de cada luna llena cuando la savia de la planta sube y cuando los bichos están esperando el momento propicio para alimentarse.

Ahora bien… no todos los bichos son malos para nuestras plantas. Recuerden que si el ecosistema está en armonía, no debiésemos tener plagas ya que todo estará en equilibrio. Existirán depredadores para cada especie y el circulo virtuoso estará presente. Si se altera el ecosistema, alguna plaga puede llegar, como el caso de los pulgones que son bastante conocidos por ser fáciles de reconocer.

¿Sabías que existen pulgones de varios colores? Los pulgones son pequeños insectos chupadores que se alimentan de la savia de la planta dejándola desnutrida o seca al ir consumiéndola. Los más comunes son los de color verde claro, aunque hay algunos de color amarillo, anaranjado, rojo, café, rosado, blanco, gris y negro. Son de la familia de los áfidos, en donde también está la mosca blanca y la cochinilla.

Por lo general, miden entre 1 a 6 mm de longitud, por lo que son bastante pequeños, sin embargo de todas maneras los podemos ver a simple vista si le prestamos algo de atención. Habitualmente se encuentran en zonas con alta temperatura y poca humedad, por lo que tienen una mayor actividad en las temporadas de primavera y verano. Hay que tener en cuenta a su vez, que el exceso de fertilizantes pueden ser ideales para su rápida propagación por lo que es fundamental controlar bien las dosis de fertilizante que echamos y siempre mantener un mínimo de humedad, siempre y cuando la planta lo permita.

Es común encontrar los pulgones en el envés de la hoja, sobre todo en las hojas que son más nuevas o en los brotes pequeños que están llenos de nutrientes. Si hay síntomas como hojas enrolladas y pegajosas, manchas negras, verdes o amarillas, como también una presencia inusual de hormigas; es que algún áfido está presente.

Así que ojo!! Si encuentras pulgones o algunas hojas/frutos en mal estado, es mejor arrancarlos inmediatamente, antes de que la plaga comience a expandirse. Es impresionante cómo estas plagas comienzan a avanzar en la colonización, por tanto hay que estar atentos cuando los áfidos llegan a la huerta.

¿Cómo controlar a los pulgones?

Los preparados que aquí detallaremos pueden eliminar a cualquier tipo de pulgón, independientemente de su color. Recuerden que los más comunes son los verdes, blancos y negros, aunque podemos encontrar los otros dependiendo de la zona del planeta donde estén.

  1. Aplicar la rotación de cultivos: Una de las formas más efectivas de tratar naturalmente a los áfidos es realizar una buena rotación de cultivos anual.
  2. Aplicar olores por arriba y olores por abajo en tus camas de cultivo: Recuerda que en una huerta ecológica debemos aplicar siempre olores por arriba (cilantro, perejil, orégano, menta, lavanda, salvia, etc) y olores por abajo (ajo, cebolla, puerro, chalota, etc) para controlar y evitar que lleguen plagas. Siempre es mejor prevenir que curar.
  3. Plantar un Rosal: Nosotros tenemos una barrera natural en nuestra huerta que le encantan a los pulgones: un rosal. Por tanto cada vez que tenemos un desequilibrio en nuestro ecosistema y el pulgón aparece, podemos verlo inmediatamente en el rosal que tenemos puesto en la entrada de la huerta. Cuando ello ocurre, comenzamos el control el preventivo en nuestras hortalizas y así no es demasiado tarde.
  4. Preparado de cebolla: Se hierven dos cebollas grandes por cada litro de agua. Se dejan hervir durante 10 minutos y luego dejamos enfriar. Colamos las cebollas, nos comemos estas ricas verduras en alguna comida y el líquido lo metemos en un pulverizador para utilizar en la planta que tenga pulgones.
  5. Preparado de ajo: Se hierven 8 dientes de ajo por cada litro de agua. Se hierven durante 20 minutos y luego dejamos reposar por un día el líquido. Colamos este líquido y lo aplicamos con rociador en las plantas afectadas. Esto se hace por 5 días seguidos, siempre temprano en la mañana o en el atardecer.
  6. Jabón potásico: Sirve como insecticida, acaricida y fertilizante el cual combate eficazmente al pulgón, la cochinilla, la mosca blanca, los trips, la araña roja, entre otros, logrando quemar el exoesqueleto de la plaga eliminándola por completo. Debes diluir una cucharadita de té en una taza de agua purificada caliente, disolviendo hasta no dejar grumos para no sobrefertilizar con potasio y quemar las hojas. Ya disuelto, se vierte en una botella de litro, se agita y se espera a que baje la espuma para después llenar con agua purificada. Espera a que se enfríe y aplica rociando la planta afectada de forma foliar en la noche o bien temprano en la mañana por 3 días.
  7. Aceite de Neem: El aceite de neem previene y elimina las plagas, haciendo que estas no se alimenten ni se reproduzcan. Se puede utilizar desde la primera semana de crecimiento de la planta siendo un método muy efectivo a la hora de combatir plagas de forma orgánica. Se debe disolver una cucharadita de te en 1 litro de agua purificada. Luego se agita y se aplica de forma foliar de 3 a 5 días, de noche o bien temprano en la mañana para no hacer efecto lupa. Tener en cuenta que el aceite de neem puede solidificarse a temperaturas bajas, por lo que se debe almacenar a temperaturas sobre los 20 grados. Si el aceite se condensa demasiado, sumergir el envase en agua caliente para que se torne líquido nuevamente.
  8. Purín de ortiga: Debes incluir ortiga fresca en un recipiente con tapa que en volumen equivalga a 2/3. El 1/3 restante se llena con agua. Se deja macerar por dos semanas batiendo diariamente. Genera gases y por tanto se recomienda abrir el recipiente una vez a la semana. Luego de las dos semanas, se rocía en el follaje de las plantas afectadas. Ojo que este purín es un excelente fertilizante también, por lo que puedes regar la tierra fortaleciendo a las plantas y ayudando a hacerlas más resistentes a plagas y enfermedades. Para más información, revisen este video: https://www.youtube.com/watch?v=V7j10NWIh3Y&t
  9. Preparado de hojas de tomates: Se hierven las hojas durante 15 minutos, dejando reposar el preparado toda la noche. Luego se cuela, las hojas de tomates van al compost y el agua la vertimos en un rociador. Pulverizamos la mezcla de forma foliar sobre los pulgones.
  10. Preparado de vinagre: El ácido acético que hay en la composición de los distintos vinagres actúa de forma muy efectiva para eliminar esta plaga. Se diluye el vinagre con agua en una proporción 1 a 10 (es decir 1 parte de vinagre por cada 10 partes de agua). Vierte la mezcla en un rociador aplicándolo sobre las plantas infectadas, una vez al día, durante unas dos semanas o hasta que veas que ya no hay signos del pulgón. Recuerda aplicar esto siempre temprano en la mañana o en el atardecer cuando no les dé el sol directo para evitar el efecto lupa.

Recuerda que nuestros mejores aliados son los depredadores naturales del pulgón como las chinitas, las tijeretas u otros insectos que se alimentan de ellos, por lo que es esencial que procures de mantener tu ecosistema lo más armónico posible para que la naturaleza haga su trabajo de forma perfecta.

Esperamos que este artículo te sea útil para ir controlando de forma preventiva las plagas en tu huerta. Queremos siempre ayudarte para que cultives de forma orgánica y ecológica, evitando el uso de agroquímicos que solo nos enferman y no ayudan para nada a la sustentabilidad del planeta.


cheap jerseyscheap jerseyscheap jerseyscheap jerseyscheap nfl jerseyscheap jerseys from chinacheap mlb jerseyscheap nhl jerseyscheap jerseyscheap nfl jerseys
X