Caracoles: cómo combatirlos

Muchos nos preguntan cómo combatir los caracoles en su huerta. A veces los caracoles y las babosas nos pueden dar grandes dolores de cabeza, aunque sin duda que ellos no son los culpables. Recuerden que esto ocurre cuando se desestabiliza la armonía del ecosistema que ustedes tienen en su jardín, por tanto debemos encontrar la causa de este desequilibrio para poder corregirlo de forma permanente.

¿Cuál es la diferencia entre caracoles y babosas?

Las babosas terrestres son moluscos gasterópodos sin concha o con pequeñas conchas internas, en contraste con los caracoles, que tienen una concha prominente en forma espiral. Por tanto, la diferencia fundamental es el caparazón.

Los caracoles (ocurre lo mismo con las babosas, pero de ahora en adelante hablaremos de caracoles solamente dándonos a entender que aplica para ambos) se desplazan con lentitud alternando contracciones y elongaciones de su cuerpo. Producen mucus para autoayudarse en la locomoción, reduciendo la fricción y permitiéndoles el desplazamiento por zonas con pendiente pronunciada. A su vez, esta mucosidad contribuye a su regulación térmica, reduce el riesgo del caracol ante heridas o infecciones y los ayuda a ahuyentar insectos potencialmente peligrosos como las hormigas.

¿Pero dónde están durante el año?

Es natural que solo en algunas épocas del año veamos a los caracoles en el jardín. En invierno o en estaciones secas, muchas especies de caracoles hibernan en su concha sellándose con el opérculo (que es una mucosidad especial solidificada que segregan al momento de retraerse en su concha) y que se destruye en la primavera o cuando el entorno se hace más húmedo. Es aquí cuando los vemos… y claramente vienen con hambre…

¿Cómo identificar que son los caracoles quienes se están comiendo los cultivos?

Principalmente ya que las hojas de la hortaliza estarán comidas, principalmente en sus bordes. Otra forma de identificarlos, es por el rastro de limo que dejan los caracoles que es justamente la mucosidad que secretan a la hora de avanzar. Tiene un color plateado brillante por lo que es notorio cuando han pasado por ahí.

Es por ello que les queremos entregar algunos tips ecológicos sin la utilización de agroquímicos para que ustedes puedan mantener a raya a estos amiguitos que pueden de un momento a otro devorarse las hojas de sus hortalizas. Estos son datos para controlar de forma reactiva como proactiva por tanto es bueno siempre tenerlo en cuenta en el diseño de su ecosistema.

1- Cáscaras de Huevo: Podemos triturar cáscaras de huevo en forma puntiaguda para que las babosas y caracoles no puedan pasar por ahí. De esta forma, ustedes lo esparcen alrededor de sus hortalizas y los caracoles no tendrán como llegar.

2- Mulch de madera: Otra forma para que los caracoles no lleguen a tus hortalizas, es poner un tipo de mulch de madera triturada. Las astillas de esta madera tampoco le permitirán al caracol atravesar ese campo minado. Cumple un rol similar que las cáscaras de huevo.

3- Ceniza: La ceniza vegetal ayuda también a impedirle al caracol atravesar hasta su objetivo. Esto ya que al ser muy seca, no le permite al caracol avanzar a través de su mucosidad. De todas maneras, esto no funcionará en climas muy húmedos o lluviosos.

4- Preparado de Ajo: Prepara 4 dientes de ajo machacados por cada litro de agua que quieras utilizar y macéralos en agua hirviendo por 12 horas. Esto aplícalo directo con rociador en las plantas afectadas y los caracoles no volverán a ellas.

5- Vaso de Cerveza: Enterrar un vaso de cerveza al nivel de la tierra, también te ayudará. Esto ya que la cebada le encanta al caracol y por tanto irá al vaso directamente. También funciona con agua y levadura. Este no lo usamos nosotros ya que matarán directamente a los caracoles (ahogados), cosa que no nos gusta hacer ya que estamos interviniendo activamente en el equilibrio del ecosistema. Una opción a esto es poner un trapo humedecido en cerveza o agua con levadura y atraparlos manualmente en la noche a aquellos caracoles que quieren darse un festín nocturno.

6- Cable de Cobre: Una buena forma es poner un cable de cobre alrededor de los cultivos. Esto no le permitirá al caracol traspasar la barrera ya que le dará un golpe de corriente generado por su propia mucosidad. Bastante efectivo en climas de mucha humedad.

7- Laguna Natural: Hacerse una laguna natural cerca de la huerta funciona también muy bien. Atraerán a pájaros y diversos animales para que también controlen plagas. En este caso, atraerán a ranas y sapos que son depredadores naturales de los caracoles. Si tienen la posibilidad de tener patos, también son super efectivos a la hora de controlarlos.

8- Depredadores Naturales: Además de los ya citados, también dentro de los depredadores naturales están las lagartijas, escarabajos, ciempiés y culebras.

9- Plantar Repelentes Naturales: A los caracoles no les gusta las plantas demasiado aromáticas como el romero, la lavanda, la menta, la mostaza, el tomillo y la salvia, ni tampoco las capuchinas, begonias y cardenales. Plantar estas barreras cerca de las hortalizas más susceptibles de ser atacadas por los caracoles, puede ser un excelente idea!!

10- Borras de Café: A los caracoles les carga las borras de café y por tanto este “residuo” lo podemos utilizar como barrera protectora. Ahora, ojo con el exceso de esto ya que al ser demasiado ácido, pueden acidificar demasiado la tierra.

11- Remover la tierra: De vez en cuando, remueve la tierra especialmente en lugares oscuros y frescos. Es ahí donde los caracoles depositan sus huevos, por tanto si hacemos esto evitaremos que crezca la población de caracoles en el corto plazo.

12- Cáscaras de Naranja: Se ponen las cáscaras de naranja boca arriba y los caracoles acudirán hacia ellas. Disfrutarán de este alimento durante toda la noche y en el amanecer ustedes manualmente los retiran de sus cultivos y los dejan lejos de la huerta.

13- Cáscaras de Plátano: Al igual que el método anterior, solo se dejan las cascaras boca arriba y al día siguiente podrás atrapar a todos los caracoles que se seguirán dando un banquete de aquellos.

14- Aserrín: Al igual que la ceniza, creamos un ambiente demasiado seco para ellos y no les gustará pasar por ahí. Esto no funcionará en ambientes demasiado húmedos, ya que la efectividad del aserrín seco desaparecerá en unas horas.

Recuerda no humedecer en exceso ya que esto atraerá a los caracoles. Reguemos lo justo y necesario, para que así no tengamos problemas. Ahora bien, si viven en una zona de mucha lluvia, entonces apliquen alguna de las técnicas citadas arriba ya que será inevitable la llegada de estos amigos a tu huerta.


cheap jerseyscheap jerseyscheap jerseyscheap jerseyscheap nfl jerseyscheap jerseys from chinacheap mlb jerseyscheap nhl jerseyscheap jerseyscheap nfl jerseys
X